Cómo hacer macetas de cemento fácilmente

Hacer macetas de cemento es una buena forma de crear tus propios contenedores para tus plantas favoritas. Además de ser una actividad muy fácil de realizar, te permitirá sacar toda tu creatividad a la hora de decorarlas. Lo mejor de todo es que, al contrario que ocurre con las de plástico, los maceteros de cemento tienen una amplia durabilidad, por lo que podrás disfrutar de ellas mucho tiempo. No te pierdas el paso a paso para hacer tus propias macetas de cemento sin dificultad.

1

¿Qué materiales necesitas para hacer tus macetas de cemento?

¿Qué materiales necesitas para hacer tus macetas de cemento?

Lo primero que debes hacer para crear tus propias macetas de cemento es contar con todos los materiales necesarios. No olvides preparar todo lo que te indicamos a continuación:

  • Cemento Portland
  • Arena de construcción
  • 2 contenedores de plástico con una forma similar pero de diferente tamaño
  • Guantes
  • Aerosol con aceite antiadherente
  • Hoja grande de plástico
  • Espátula
  • Tubo de PVC de 2,50 cm
2

Procedimiento para crear tu maceta de cemento personalizada

Procedimiento para crear tu maceta de cemento personalizada

Cuando tengas todos los materiales preparados, llega el momento de comenzar a crear tu maceta de cemento. Los pasos son los siguientes:

  • En primer lugar debes de impregnar con una capa de aceite antiadherente la superficie del contenedor pequeño y la parte interna del contenedor más grande. Resérvalos y continúa con el proceso.
  • A continuación debes hacer los agujeros de drenaje para que el agua pueda salir cuando riegues tus plantas. Para ello, debes cortar 4 trozos de tubo de PVC de aproximadamente 2,5 cm.
  • El siguiente paso es hacer la mezcla para crear el macetero. Para ello debes mezclar 3 partes de arena por 1 de cemento. Ve agregando agua pero prestando especial atención en que no quede demasiado aguado.
  • Cuando la mezcla esté perfectamente homogénea, llega el momento de echarla en el recipiente más grande midiendo de forma que el recipiente pequeño pueda entrar en el hueco. A continuación coloca los tubos del drenaje prestando especial atención para que no queden cubiertos por el cemento.
  • Ahora debes introducir el recipiente pequeño en el interior del grande, prestando especial atención en ejercer presión en la parte de abajo. Agrega más cemento entre ambos contenedores. Ayúdate con una espátula para que quede bien asentado.
  • Solo queda esperar a que la mezcla de cemento se solidifique. Alrededor de 24 horas es el tiempo adecuado para que el cemento endurezca. Rocía los maceteros con agua fría para retirar el molde pequeño.
  • Para poder sacar el contenedor grande hay que cubrir con plástico y pulverizar con agua fría de modo que el cemento se mantenga húmedo al menos 7 días. Pasado este tiempo puedes retirar el plástico y colocar la maceta boca-abajo. Debes dar pequeños golpes de forma cuidadosa en la base y en los laterales.
  • Ahora podrás retirar el recipiente y ver cómo han quedado tus macetas.


Las macetas de cemento son muy versátiles. Ahora podrás decorarlas como prefieras y conservarlas en tu lugar favorito de la casa o del jardín, ya que el cemento aguanta muy bien las inclemencias meteorológicas. Si te gusta la idea de crear tus propios maceteros, también puedes aprender a hacer una jardinera de madera ¿Te animas?

Sabías qué...

El cemento es un material imprescindible en la construcción moderna, y fue inventado por el ingeniero francés Leonidas Racbe entre los años 1736 y 1791. El primer nombre que se le puso fue piedra artificial, hasta que un ladrillero de Leeds (Inglaterra) le dio el nombre de cemento.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1.382 votos, promedio: 3,99 de 5)
Cargando…