Hortensia

La hortensia (hydrangea) es una planta especialmente llamativa al caracterizarse por sus enormes racimos de flores que crecen en la temporada de primavera. Requiere de cuidados especiales para que se mantengan en buenas condiciones durante todo el año, pues aunque no darán flores en otras épocas, estará en óptimas condiciones para la llegada de la floración. ¿Qué debemos saber acerca de esta espectacular flor?

1

Origen de la hortensia

Origen de la hortensia

Las hortensia tiene su origen en la zona de Asia y de América del Sur principalmente y se caracterizan por sus llamativas flores de colores lavanda, rosas, azules claros o blancos.

Cuentan con entre 70 y 75 especies diferentes y se utilizan especialmente como flor ornamental dada la vistosidad con la que florece, únicamente durante los meses de primavera.

2

Tipos de hortensia

Tipos de hortensia

Las hortensias, como ocurre en el caso de otros tipos de flores, cuentan con numerosas variedades aunque todas ellas tienen muchas cosas en común. Las más habituales son las siguientes:

Hortensia macrofila o macrophylla

Es una de las especies más llamativas ya que ofrece grandes flores de muchos colores, aunque los más habituales son el color azul que ira modificándose hacia el rosa, o el color blanco y lila. Las hojas son ovaladas y de gran tamaño y la floración dura desde la primavera hasta principios del otoño.

Hortensia paniculata

Este tipo de hortensia es una de las especies más resistentes con hojas que, durante los meses de otoño, tienen un curioso color marrón muy llamativo. Estas hortensias se pueden cultivar a pleno sol pues esto mejorará y aumentará la floración.

Hortensia hydrangea arborescens

Las flores son de color blanco y, el tamaño del arbusto, puede llegar a alcanzar los 2 metros de altura. El color de las flores se va modificando, comenzando por un verde lima, un color crema intenso y un color más apagado hacia finales del otoño.

3

Cuidados de la hortensia

Cuidados de la hortensia

Las hortensias son flores delicadas que necesitan muchos cuidados para que la floración sea llamativa cada año. Para ello debes de tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Las hortensias necesitan mucha luz para poder florecer, pero prestando especial cuidado para que el sol no incida directamente sobre ella
  • Aunque son amantes de la luz, no toleran las altas temperaturas de forma continuada, de modo que conviene colocarlas en un lugar fresco al acabar el día
  • Durante la época más calurosa del año, hay que regar las hortensias a diario pero con cuidado de que no queden encharcadas, simplemente prestando atención a que la tierra quede húmeda. El resto del año basta con regar una vez por semana
  • El abono debe realizarse durante la primavera y el verano
  • Necesitan un sustrato con un pH ácido de entre 4 y 6


La floración de las hortensias es muy especial y alegrará cualquier rincón de tu hogar, sin embargo es una floración muy breve. Para que puedas disfrutarla año tras año, no dejes de cuidarla el resto de los meses y a la llegada de la primavera volverá a regalarte una explosión de color.

Sabías qué...

El origen del nombre de la hortensia, proviene de “hidro” (agua) y “angeion” (vaso), porque la forma de la hortensia recuerda a un antiguo envase para portar agua.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1.157 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…