Cómo germinar semillas de marihuana

Si quieres germinar tus propias semillas de cannabis, podemos contarte que es más fácil de lo que crees. En este artículo te enseñaremos uno de muchos métodos existentes, y para ello solo deberás contar con 2 platos, algunos pañuelos y papel de cocina y un medio de cultivo adecuado. Una vez sigas las instrucciones, deberás día a día monitorear tu semilla o plántula de manera que no se seque.

Condiciones para una correcta germinación

Antes de ver cómo organizarse para armar un esquema para colocar las semillas de marihuana, primeramente veremos algunos conceptos:

  • La humedad es una de las variables que debemos tener cuidado en controlar. El pH del agua que utilicemos para regar las semillas deberá estar del orden de 6, a una temperatura ambiente, de 20-23 ºC. Algunos añaden gotas de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) al agua, de forma de aumentar su contenido en oxígeno, disminuyendo las posibilidades de que aparezcan hongos.
  • Las plantas debieran colocarse en un ambiente oscuro, con buena aireación y con buena humedad. En cuanto a la temperatura, no debiera ser fría sino más bien cálida, en torno a los 25 ºC, por lo que muchos crean un microclima con un sistema de invernadero para este fin.

Paso 1

Primeramente deberemos colocar un plato boca arriba y luego forrarlo con 2 a 3 capas de papel de cocina húmedo o bien pañuelos de papel de cualquier tipo, sin que haya pozas de agua en el plato. Luego coloca unas 3 semillas sobre las capas del papel, intentando de que estén lo más separadas posible entre sí.

Coloca sobre las semillas algunas capas más de papel de cocina o pañuelos húmedos, y nuevamente elimina el exceso de agua. Por último, coloca un segundo plato boca abajo sobre todo esto, de forma de que quede todo tapado entre ambos platos. Esto proporcionará un ambiente oscuro y con la humedad adecuada para la germinación.

Es importante escoger tu semilla de cannabis a partir de un catálogo de semillas online, de forma de que puedas elegir la variedad que más se adecúe a lo que estás buscando.

Paso 2

Ahora es importante colocar los platos en un ambiente adecuado, y para ello la temperatura es muy importante. Lo ideal es que esté a cerca de 20-22 ºC y que no le llegue la luz directa. Además, debes velar cada día para que el papel no se seque, por lo que puedes rociarle un poco si ves que ha perdido humedad.

Lo normal es que las semillas de cannabis se abran a los 3 días de haberlas puesto en un medio adecuado. Sin embargo, no es raro que algunas demoren más días, incluso en algunos casos pueden demorarse entre 1 y 2 semanas, así que ten paciencia.

Al poder visualizar que la raíz comienza a aparecer, agarra unas pinzas y trasládalas con mucha delicadeza a un tiesto de cultivo (con fibra de coco, lana de roca o substrato).

Paso 3

El siguiente paso consiste en plantar en macetas nuestras semillas. En el medio de cultivo que hayas elegido, haz un agujero que tenga aproximadamente el doble de profundidad que la longitud de la semilla, de manera que esta se encuentra unos 5 mm por debajo de la superficie.

Primeramente, coloca la raíz de la semilla de cannabis en el agujero y posteriormente tápala con un poco de tu medio de cultivo, de forma de evitar que le llegue la luz directa, pero no debes taparla en exceso porque de otra forma le costaría mucho germinar hacia la superficie.

Paso 4

Ahora nos vamos al paso final, cuando las plántulas de cannabis han ya salido a la superficie, algunos días después de haber plantado las semillas ya germinadas. Ahora no debemos ocultar las plántulas de la luz, como en los pasos anteriores, sino que requerirá a partir de este momento que tengan luz directa. Esto implica que si en tu casa llega la luz del sol atenuada, puedes colocar las plántulas en ese rincón, sacándolas hacia el exterior un par de días al día, a manera de aclimatación.

 



¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2.294 votos, promedio: 3,97 de 5)
Cargando…